Mindfulness NO es placebo, la ciencia comprueba que es SUPERIOR a él.

Meditar, relajarse y el placebo disminuyen la sensación subjetiva al dolor de muchos pacientes y está demostrado que mindfulness reduce la percepción del dolor crónico; sin embargo hasta hace poco muchos nos preguntábamos ¿es el suyo un ‘efecto placebo’? o ¿da lo mismo, para efectos del control del dolor, meditar o hacer otro tipo de relajación?, ¿Utilizan las mismas vías neurológicas?, y   ¿generan el mismo impacto sobre la percepción del dolor? El patrón de oro que evalúa la eficacia de una intervención, es que ésta demuestre su superioridad frente al placebo.

 

El Doctor Fadel Zeidan del Wake Forest Baptist Medical Center en Carolina del Norte, ha investigado por 15 años sobre los mecanismos neurobiológicos subyacentes a la meditación mindfulness y logró responder con claridad estas preguntas en  varias de sus investigaciones, una de las cuales, lo hizo merecedor del premio a la investigación en neurociencias del Instituto Nacional de Salud (NIH) de los Estados Unidos, gracias a una sofisticada y elegante investigación que resumiremos enseguida.

 

Con la creciente necesidad los sistemas de salud por el desarrollo de tratamientos no farmacológicos eficaces para el dolor y otros trastornos, la meditación se ha convertido en un foco de estudio riguroso. Es bien sabido que esta práctica milenaria, presente de una forma u otra en las 4 grandes religiones del planeta (hinduismo, cristianismo, budismo e islam), trae a sus practicantes beneficios en la concentración, relajación, introspección, atención, sabiduría, conexión religiosa y el alivio de muchos síntomas psicosomáticos. De todas sus vertientes, la derivada de las enseñanzas budistas, como la meditación “mindfulness” o de conciencia plena, es la más practicada en occidente después que Jon Kabat-Zinn la introdujera en los 80s en el centro médico de la Universidad de Massachusetts.

 

El Dr. Zeidan y su grupo del Wake Forest Baptist Medical Center, se interesaron en diferenciar si el beneficio analgésico de mindfulness pudiera deberse a una analgesia placebo, a contextos psicosociales, posturas corporales específicas, la atención a un facilitador o la creencia misma de estar practicando mindfulness. Para ello aleatorizaron en 4 grupos a 75 individuos sanos, no usuarios de analgésicos, sin hábitos tóxicos, no practicantes de religiones contemplativas y sin experiencia previa con la meditación y realizaron con ellos un estudio longitudinal. En el primero de los grupos las personas realizaron una práctica formal de mindfulness, el segundo hizo una “meditación falsa” o placebo en la que se guiaba incorrectamente el proceso de la atención consciente, al tercer grupo recibió una crema inerte placebo y el cuarto grupo, que fue tomado como control, recibió la lectura de un libro naturista. Luego de 4 días de entrenamiento en las diferentes técnicas se les aplicó a los sujetos, un estímulo doloroso sobre su piel con una sonda térmica a 49°C (un nivel de calor no lesivo pero que para la mayoría resulta sumamente doloroso), evitando el acondicionamiento a ese estímulo. Se les pidió a los sujetos que registraran la intensidad del dolor en una escala visual analógica, así como su nivel de respuesta emocional al dolor, al tiempo que se les registraba la perfusión cerebral a razón del tiempo mediante una Resonancia Magnética Nuclear con “Arterial Spin Labeling” (RMN-ASL). 

 

Resultados

 

Excepto el grupo control, todos los participantes en el estudio redujeron su percepción de dolor, pero el grupo de meditación mindfulness informó de una reducción en la intensidad de su dolor mucho mayor que el resto de participantes, de un 27%, así como una reducción del 44% en la respuesta emocional al mismo. En comparación, la crema placebo redujo la sensación de dolor en un 11% y el aspecto emocional del dolor en un 13%. El grupo de la meditación "falsa" disminuyó solo el 9% la intensidad del dolor, y la respuesta emocional al dolor un 24%, sugiriendo que la meditación placebo puede haber reducido el dolor por el efecto de relajación.

 

Respecto a los resultados de la Resonancia Magnética Nuclear con “Arterial Spin Labeling” (RMN-ASL) Zeidan y su grupo observaron patrones muy diferentes de activación en los 4 grupos. Los sujetos que meditaron activaron la corteza orbitofrontal y el córtex del cíngulo anterior, relacionadas con el autocontrol del dolor; mientras que aquellos que recibieron la crema placebo presentaron una reducción en la actividad cerebral de la la corteza somatosensorial secundaria, relacionada con la discriminación del dolor. Por su lado, el tálamo, se desactivó durante la meditación mindfulness, pero se activó bajo todas las demás condiciones, es sabido que esta región del cerebro sirve como puerta de entrada a la información sensorial a los centros superiores.

 

Conclusiones 

 

Queda demostrada la potencia analgésica superior de la meditación mindfulness frente al placebo y frente las demás técnicas estudiadas, al tiempo que se comprobó que mindfulness logra su efecto analgésico utilizando vías neuronales distintas a las del placebo o la relajación.  

 

Este último hallazgo lo ratificó el Dr. Zeidan en una investigación posterior en la que demostró que el efecto analgésico de mindfulness se mantenía cuando se le administró naloxona a los meditadores, cosa que no ocurrió en los que recibieron placebo o en el grupo control. La naloxona bloquea los receptores a los opioides endógenos que son estimulados por el placebo.

 

Esta potencia analgésica, demostrada en individuos sanos, está siendo examinada en grupos también en ensayos clínicos, entre otros, por el mismo grupo del Dr. Zeidan.

 

El taller para la reducción del estrés basado en mindfulness es un dispositivo terapéutico coadjuvante en el tratamiento de pacientes  con dolor crónico, de alto impacto terapéutico y bajo costo.

Referencias on line:

 

Artículo de Journal of neurosciences sobre mindfulness vs. placebo

http://www.jneurosci.org/content/35/46/15307.short

Artículo de Pain Medicine sobre mindfulness

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/pme.12006/full

 

Centro de mindfulness de la Universidad de Massachusetts

https://www.umassmed.edu/cfm/

 

Premio Mitchel Max sobre investigación en neurociencias

https://painconsortium.nih.gov/Meetings_Events/Mitchell_Max_Awards/2014-Mitchell-Max-Award-Research-Excellence

 

Ted Talk del Dr. Zeidan sobre sus investigaciones en mindfulness y dolor

https://youtu.be/OLQJJDrbj6Q

 

Artículo mindfulness y naloxona

https://www.sciencedaily.com/releases/2016/03/160315182706.htm

 

Taller para la reducción del estrés basado en mindfulness

http://real-lax.com.co/content/coaching-grupal-para-el-estr%C3%A9s-positivo-0