Yoga en la oficina

Tomar cortos descansos durante la jornada laboral  y practicar un poco de yoga, es una de las maneras más eficaces para ayudar a los empleados a aliviar el estrés laboral.

Alejados de cualquier componente místico o religiosos, nuestro programa de Yoga en la oficina tiene enfoque psico-fisiológico, diseñado para que se pueda incorporar a la vida diaria y laboral, está orientado a mantener sanos y en equilibrio la mente, las emociones y el cuerpo.

Este programa se divide en dos componentes complementarios de: yoga en el tiempo dedicado a pausas activas; y clases de yoga una o dos veces a la semana.

En el primer caso funcionaros participarán en mini clases de introducción al yoga, en el tiempo que, de acuerdo a las características de trabajo, defina la empresa. En un principio practicarán ejercicios básicos muy suaves, aptos para personas sin experiencia previa o que presenten algunas dolencias físicas no graves. En el segundo tendrán clases formales de 60 a 90 minutos de duración dictados por profesores expertos que se desplazarán hasta la empresa.

Como resultado de la intervención, con el tiempo, los participantes estarán en capacidad de detectar sus estados de tensión muscular o mental y los reducirán de inmediato con las técnicas que aprenderán; dominarán posturas saludables en el lugar de trabajo, practicarán, ente otras, técnicas de respiración consciente y de relajación; y mantendrán una actitud más tranquila, alegre y proactiva hacia la cooperación y el trabajo en equipo.