Intervenciones sistémicas

Muchas veces no sabemos para donde ir con nuestras empresas. No estamos satisfechos con la situación actual. Se han intentado varias soluciones para resolver un problema pero no han funcionado. Hay una brecha entre las intenciones y los resultados. No se sabe cuál cambio elegir. Los productos son buenos pero los clientes no llegan. Es necesario poner en marcha un plan de acción novedoso.

Como las empresas son seres vivientes, en ocasiones altamente complejos, un análisis sistémico permite ver cuáles son las contribuciones individuales y grupales de los diferentes integrantes y las razones que obstaculizan el cambio, por medio de la observación cuidadosa de las interacciones resultantes de los comportamientos de las personas y las prácticas organizacionales.

Una intervención sistémica está indicada cuando hay:

 
•    Conflictos internos entre departamentos u organizaciones.
•    Necesidad de toma de decisiones estratégicas.
•    Problemas de comunicación.
•    Situaciones de fusiones/expansiones.
•    Selección de estrategias de marketing.
•    Comportamientos del cliente ante nuevos cambios.
•    Selección de inversores.
•    Gestión de proveedores.
•    Problemas de motivación y liderazgo.
•    Estrés crónico.
•    Demandas por abuso laboral.


Usando herramientas  del coaching sistémico, las constelaciones estructurales y la teoría U, se obtiene la información necesaria para generar un plan de manejo de la situación consultada.